LA FIESTA DE LA PASCUA Y LOS PANES SIN LEVADURA

 

En nombre del Señor, nuestro Dios, vamos a estudiar acerca de estas festividades contenidas en la Ley de Dios. Cómo siempre escudriñando las Escrituras Sagradas.

Como ya sabemos, según los estudios que hemos publicado, las fiestas del Señor están señalados por la puesta del sol, la luna nueva y la luna llena o plenilunio. La puesta del sol indica el inicio del nuevo día, la luna nueva el inicio del mes y la luna llena como señal de inicio de la la fiesta; referencias que nos marcan el tiempo correcto, ver:

http://www.israelcongregaciondejehova.com/calendarioylunanueva.htm

La fiesta de la Pascua es una ordenanza de Dios para su pueblo, a celebrarse en el primer mes del año llamado Abib: Deuteronomio 16:1 “Guarda el mes de Abib y celebra la Pascua de Jehovah tu Dios, porque en el mes de Abib Jehovah tu Dios te sacó de Egipto, de noche”, ya hemos enseñado que Abib puede iniciarse en la estación primaveral de marzo o abril.

 ¿En qué día del mes de Abib se inicia la fiesta?,  veamos:

Números 9:2,3 “Los hijos de Israel celebrarán la Pascua a su debido tiempo. El día 14 de este mes, al atardecer, la celebraréis a su debido tiempo. La celebraréis conforme a todos sus estatutos y conforme a todos sus decretos”

 ¿Qué decretos, estatutos tenemos que hacer para este día y en este día?, veamos:

Junto a esta fiesta se celebraba también de forma inmediata la fiesta de los panes ázimos o panes sin levadura, leamos: Levítico 23:5,6 “El día 14 del mes primero, al atardecer, es la Pascua de Jehovah. El día 15 de este mes es la fiesta de los panes sin levadura, celebrada a Jehovah. Durante siete días comeréis panes sin levadura”.  ¡¡¡Esta lectura es muy importante!!! …………….., ya que nos dice que el día 15 de Abib empieza la fiesta de los panes sin levadura; solamente se tiene que comer panes sin levadura durante siete días. Solamente el primer día, día 14 de Abib, se tiene que  participar de la cena de carne asada de cordero, la víctima de la Pascua, por la noche, con panes sin levadura y hierbas amargas.  Ninguna parte de la carne tiene que estar cruda. Nada de esta carne se puede llevar afuera del lugar señalado por nuestro Dios, lo que sobre se quemará en el lugar. Ningún hueso se quebrará, tanto al ser sacrificado como al ser consumido. A partir del día 15 de Abib hasta el día 21 de Abib se guardan estos días consumiendo panes sin levadura, conforme a lo ordenado por nuestro Dios.

Con estas pocas referencias bíblicas dadas consideramos que hemos entendido la fiesta de la Pascua y la fiesta de los panes sin levadura, dos fiestas muy juntas y vinculadas por algo común: los panes sin levadura; por cuya razón, a estas dos fiestas acostumbraban algunos llamarle  "fiesta de la Pascua" o "fiesta de los panes sin levadura o ázimos", veamos: Lucas 22:1 “Estaba próximo el día de la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la Pascua”. Pero sin embargo se trata de dos fiestas que ya hemos explicado, donde la fiesta de los panes sin levadura se tiene que iniciar con la participación de la víctima de la Pascua en el primer día, no en el último día, de acuerdo a lo escrito en la Ley de Dios.

Estas fiestas siguieron guardándose en el tiempo del ministerio de nuestro Señor Jesús y en el tiempo del apostolado: Juan2:13,23    Lucas 22:7,8    Hechos 20:6     1Corintios 11:23-26

Realmente, la fiesta de la Pascua, ha sido ordenado por nuestro Dios a guardarse por todas las generaciones (Éxodo 12:42), es un mandamiento registrado en la Ley de Moisés, es así como este mandamiento contenido en la ley anunciaba la muerte de nuestro Señor Jesucristo, como se lee en  Lucas 24:44 “ …era necesario que se cumpliesen todas estas cosas escritas de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos”, el muere durante esta fiesta, fue la víctima pascual, como bien lo escribe el apóstol Pablo en  1 Co. 5:7 “…porque Cristo, nuestro Cordero pascual ha sido sacrificado”.  Pero este acontecimiento en ningún momento anula o abroga la continuidad de la celebración de la fiesta de la Pascua conforme a la decretado por nuestro Dios; al contrario, nuestro Señor Jesús ordena su continua celebración como memoria de su muerte, hasta que él venga, como lo habéis leído en 1 Co. 11: 23-26 “…Todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que él venga”. Los discípulos también continuaron cumpliendo estas fiestas, durante este periodo de fiesta se detenían a celebrarla, como se puede entender en Hechos 20:6 “Pero después de los días de los panes sin levadura, nosotros navegamos…”

También hay que tener muy presente que esta ordenanza del Señor acerca de los panes sin levadura, es tal como dice la Ley de Dios: preparar y comer panes sin levadura; porque es una fiesta que trae a memoria el pasado de la obra liberadora de nuestro Dios a su pueblo de Israel en Egipto, hacerlo diferente a esto es no cumplir la Ley de Dios. 

Comentamos algo muy importante a tomar en cuenta ante la lectura de los siguientes libros:  Lucas 12:1 “…guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía”,   1 Corintios 5:7,8 “Limpiaos de la vieja levadura, para que seáis una nueva masa,(…). Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con pan sin levadura, de sinceridad y de verdad”.  Frente a estas lecturas, se ha llegado a pensar y enseñar que en los días de fiesta de los panes sin levadura, sólo tenemos que cuidarnos de la malicia, la maldad, no en cuanto a la levadura física del pan, ¿pero es esto lo que nos dice las Escrituras?. Hagamos un alto de reflexión con la dirección de nuestro Dios.

Las lecturas anteriores van dirigidas a cada creyente en Dios, en el que se recomienda apartar de sí toda obra de maldad que es esa "levadura" que no nos hace aceptos ante Dios. Esto es una acción continua en nosotros durante nuestra existencia al servicio de Dios (Efesios 4:22-24). En cambio, la fiesta de los panes sin levadura, solamente dura ocho días: en el primer día se participa con el cordero y siete días solamente de panes ázimos. Entonces, tenemos que tener cuidado de no confundir y celebrar la fiesta de la pascua y los panes ázimos comiendo pan con levadura, pensando que el cuidado que solamente hay  que tener es de evitar en esos días: enojos, malicia, pleitos, ...; entonces, el resto de días que ya no es fiesta ¿si podemos enojarnos, pensar mal...?. Esto no es así, ni puede ser así; sería una total contradicción a lo que nuestro Dios nos está enseñando por medio de su Palabra. Leamos poniendo correcto sentido a la lectura para su fiel interpretación, como hacían nuestros padres que nos han dejado ejemplo (Nehemías 8:8). 

Despojados de la levadura personal, quiere decir como hijos de Dios, despojados del pecado, debemos celebrar las fiestas de nuestro Dios ordenadas en su santa Ley, como es este momento de celebración de la fiesta de la Pascua y los panes sin levadura, panes que se tienen que preparar durante los días de fiesta sin contenido de levadura, tal como esta escrito, porque es traer a memoria una realidad vivida por nuestros padres en su salida de la tierra de Egipto, quienes no tuvieron tiempo para leudar su masa, ante el apresuramiento con que tuvieron que salir, es un mandamiento de nuestro Dios (Éxodo 12: 33,34; 13:3,7-10, 12:19).

Recordemos: celebrar fiesta de panes ázimos comiendo pan con levadura, es un grande error que tenemos que evitar si así obramos.

Pero no solamente esto, …..también en esta fiesta se hacían ofrendas quemadas en el altar de Dios, les invitamos leer  2Crónicas 35:16

Esperamos haber contribuido a entender la gran importancia de estas fiestas del Señor. Estamos a vuestra disposición para sus consultas.

La Paz de Dios sea con vosotros. Amén.